Compartir

Eradio Ezpeleta Iturralde

Miembro de la Asociación Española de Farmacia Social (AEFAS)

 Hoy 19 de octubre se celebra el Día Contra el Cáncer de Mama, un día de compromiso social en la lucha contra este tumor, uno de los más frecuentes. Por eso, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dedica todo este mes a esta lucha. En España se diagnostican cerca de 25.000 nuevos casos al año de cáncer de mama. Según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida. Esta es la realidad.

Estas mujeres se ponen en manos de los profesionales de la salud, entre los que se encuentran, entre otros, los farmacéuticos, quienes realizan su tarea asistencial acompañando y atendiendo a la paciente de manera adecuada y responsable, recomendándole el uso de medicamentos y productos que le alivien y amabilicen su proceso, escuchando y admirando su lucha y su tesón, y siendo un acompañante más en todo su caminar por la enfermedad.

El farmacéutico, como sensibilizador social que es, entiende la profesión farmacéutica desde una dimensión ética que busca el progreso del individuo y de la sociedad. La farmacia es un lugar donde se dan servicios más allá de la prestación farmacéutica, y mediante la cual los profesionales de la farmacia tienen la oportunidad de ejercer un papel activo en el ejercicio de su profesión. Dar, en definitiva, valor a lo que hacen.

Por eso, en días como hoy, y durante todo el año, la implicación del farmacéutico debe llevar a animar al autoexamen a todas las mujeres mayores de 25 años para comprobar la presencia de cualquier alteración en sus senos, a informar detalladamente sobre el uso correcto y racional de los fármacos que se recogen en la farmacia y, sobre todo, estar atentos, preocuparse y proporcionar soluciones para los posibles efectos adversos que pueden ocasionar estos tratamientos como el cuidado de la piel irradiada, los dolores articulares o musculares, los sofocos, etc.

Pero no quiero sólo hablar de la enfermedad, de los actores participantes, de datos o porcentajes, ni tampoco de su futuro o de sus campos de investigación. Hoy quiero hacer un homenaje a todas las mujeres que afrontan o han afrontado la enfermedad con valentía, ganas de superación, lucha incansable y momentos de desolación vencidos. A las mujeres que, a pesar de su enfermedad, han sido el soporte de la familia y de los amigos, impidiendo que nadie se hundiera o que viera el futuro negro. A las mujeres que, sacando fuerza física de donde apenas la tienen, van a la batalla de cara y transmiten fuerza moral, esperanza y futuro ilusionante.

Me admira su valentía, porque valentía no es tener la fuerza necesaria para seguir adelante, sino seguir adelante cuando no se tiene la fuerza para hacerlo. Y ellas lo consiguen poniéndose el mundo por montera y venciendo a la enfermedad a fuerza de garra y coraje, de fe y de compromiso con la vida y con todos los que les rodean.

Incertidumbre y miedo inicial, dolor localizado, bulto detectado, mamografía, sospecha confirmada, escucha de la palabra maldita, operación, tratamiento, seguimiento, 5 años con la pastilla… son momentos escondidos detrás de sus sonrisas, de sus palabras de ánimo hacia los demás, de su superación y de su victoria. Sí, le habéis dado la vuelta a la vida, a esa que queréis seguir disfrutando en compañía de los que más queréis, en vuestros sitios preferidos y haciendo lo que más os apetece, ¡vivir! Gracias por ser un ejemplo donde mirarnos.

Dejadme que hoy os haga este homenaje merecido. Y dejadme que lo haga las 8760 horas que tiene el 19 de octubre, porque no quiero sólo homenajearos un día sino todo el año. Porque sería injusto hacerlo sólo 24 horas y no toda la vida. Porque cada día vuelven a aparecer mujeres como vosotras que empezarán su batalla y conseguirán su victoria. Porque al cáncer de mama hay que darle la cara, minuto a minuto, sin dejar que nos sorprenda, sin dejar que nos gane la partida.

Sí, hoy es 19 de octubre, el Día de la Mujer Coraje. Hoy es vuestro día. ¡Felicidades!

Colabora

AEFAS depende exclusivamente de la colaboración de particulares que con su ayuda económica, hacen posible el mantenimiento de nuestra entidad.

Asóciate Haz un dónativo

AEFA Social en Facebook